Pila Gaete: «Jugar al fútbol es nuestra diversión»

La pelota inmóvil hasta fecha indefinida es un momento ideal para proyectar y analizar situaciones. Quien acepta el convite es una de las jugadoras más regulares del fútbol local: Lorena «Pila» Gaete, figura indiscutida de Villa Linch, una lateral izquierda con proyección y garra, y también pieza clave en cualquier equipo de futsal.

«Pila», apodo que se ganó por su hiperactividad, es una de las chicas que durante los fines de semana rompe récord en cantidad de partidos jugados. Como tantas otras, recorre toda la Comarca para cumplir con los diferentes compromisos asumidos

«Por ahora me estoy manejando con trabajos que nos manda el DT de futsal, Pablo Fernández, y también con rutinas que tomamos de internet. Jugábamos seis partidos los fines de semana, dos de fútbol 11, dos de fútsal, dos de fútbol 8, y entonces sentimos un montón la falta de actividad», explica la futbolista al comenzar la charla.

PIla defiende a capa y espada la posibilidad que las chicas jueguen todos los partidos que deseen, porque considera que el fútbol es una diversión y por eso no pueden estar supeditas a un solo club.

-Villa Linch está en un momento transición. Con nuevo técnico y con la responsabilidad de defender el título. ¿Qué opinás de la salida de Marcos Painecura?
-Cada uno toma de sus decisiones, me parece muy bien que esté en un lugar donde pueda sentirse cómodo. Nosotras ahora nos tenemos que concentrar en mantener el título.

-Pero parecía que todo estaban bien entre ustedes. ¿El tema pasó justamente por esto que las chicas juegan muchos partidos?
-Todas jugamos en todos lados, es imposible retenernos. Las 22 jchicas de Villa Linch jugábamos en diferentes torneos. Eso le molestó y por eso se fue. Un día fuimos a entrenar a las 9 de la noche, y a las 11 teníamos un mensaje que se iba del equipo. Después que nos dijo que se iba, nos juntamos hablar con él y nos dijo que eso no le gustaba. Pero es algo imposible de modificar.

-¿Por qué?
-A nosotras nadie nos paga para jugar y personalmente el fútbol es una diversión, más allá del equipo donde esté. Si me das una camiseta, voy dejar todo por ella. Mirá, cuando jugué el partido de octavos de final con Villa Linch me dejaron afuera de una final de futsal. Aguanté quedarme en el banco y cuando me tocó entrar jugué correctamente.

-¿Y qué opina el nuevo DT de esta cuestión?
-Claudio Pacheco conoce la realidad y aceptó cuando nosotras le planteamos nuestra forma de conducirnos deportivamente y también en las tareas que hacemos para recaudar fondos. Es difícil encontrar un grupo como el nuestro, donde todas estamos a disposición para hacer cosas para el club.

¿Qué pudieron hablar sobre lo que él pretende del equipo?
-Tiene una forma diferente de jugar respecto al técnico anterior y vamos a tener que acomodarnos a eso. Veníamos jugando con cuatro atrás y un doble cinco, ahora seremos más ofensivas y las salidas serán por todos los costados. El resto de los equipos están más vivos y por eso tenemos que trabajar para cambiar el viejo esquema.

-Contá un poco de tus comienzos en el fútbol.
-En un equipo estoy jugando desde los 16 años, hoy tengo 26. Antes iba de punta, en una posición similar  a la que ocupa Brenda Cañupán. Carlos González -el papá de Celeste, otra de sus compañeras- fue quien me enseñó a jugar y en su equipo me ponía arriba. Cuando pasé a La Región, el equipo ya tenía sus delanteras y ahi se dio el cambio de posición: en un desafío Viedma – Patagones me tocó entrar, pero como no podía acomodarme, en medio del partido intercambié posiciones con la Rusa Cantarutti,y a partir de ahí quedé como defensora.

-¿Sentís que el fútbol femenino tiene mayor promoción en los últimos años?
-Para las más chicas, ahora jugar es toda una motivación. Más allá del juego, podés profesionalizarte y continuar la carrera en otro lado, y que podés vivir del fútbol si esto sigue creciendo.

-¿Y vos? ¿Te gustaría probar en otro ámbito?
-Si hubiera empezado de más chica, quizá… Ahora es más difícil. Tendría que haber empezado antes Igual, yo voy a seguir jugando acá.

-¿Cómo ves la próxima temporada en la Liga Rionegrina? Entró Sol de Mayo con chicas que vos conocés, se está armando Peña, los otros conjuntos que ya están consolidados…
-Ahora todos se armaron fuerte. Lo único que nos queda es entrenar y superar lo que hicimos el año pasado. Somos el equipo a vencer. Tenemos que hacer las cosas bien y estar muy concentradas.

-¿Cómo ves la relación con las chicas de los otros clubes?
-Yo me llevo bien con todas. Si tengo que marcar a una amiga me divierto tirándole de la camiseta y esas cosas. Yo nunca tuve problemas y cuando veo que algo puede pasar, me alejo. Las cosas quedan en la cancha.

-¿Y cómo ves el nivel de arbitraje?
-Cada árbitro tiene que tener más presencia y no cobrar porque alguna jugadora con carácter se lo dice.

-¿Y las árbitras que han podido observar en la Liga Rionegrina?
-Creo que van por el buen camino, ellas saben cómo dirigirse a las mujeres. Para mí, es mejor que nos dirijan ellas; tienen sus errores veo que trabajan permanentemente para corregirlos.