Juanchi Franco y la actualidad de Deportivo Patagones

El presidente del club social y deporte Patagones, Juan Ignacio Franco, charló con los sitios oficiales e hizo un profundo análisis sobre varias cuestiones de este primer año y tres meses de gestión, tocando temas que van desde lo deportivo a lo institucional, pasando por la economía, los socios, los departamentos, las negociaciones con Sol de Mayo y la Fiesta de la Soberanía Patagónica.

473 días son los que pasaron desde aquel 27 de diciembre de 2018 jornada en la que oficialmente, ante un importante marco de público, quedó sellado el paso de mando en el cual el presidente saliente, Rubén “Coco” Pérez le dejó su lugar a Juan Ignacio Franco.

A propósito, y aprovechando la situación de cuarentena qué está atravesando nuestro Club y el país en general, el ahora máximo dirigente de la Institución dejó su análisis sobre este período que lleva, junto a su equipo de trabajo, al frente del Deportivo Patagones.

BALANCE PERSONAL

En cuanto al balance Franco afirmó: “Estoy muy contento porque pudimos cumplir con muchos objetivos propuestos al inicio y también resolvimos lo que fue surgiendo en el medio. Con esto me refiero por ejemplo al mejoramiento edilicio, las nuevas disciplinas, el aumento de socios, los departamentos, el tener carnet social y todo lo que han ido contado mis compañeros estos días”. Pese a esto, “Juanchi” cree que aún hay trabajo por hacer: “De todas maneras yo creo que nos faltan muchas cosas por hacer y por supuesto siempre tenemos situaciones en las que debemos mejorar”.

Más allá de la cautela y de que sabe que esto recién comienza, el presidente ve y remarca los cambios producidos en el Club en este último tiempo: “Lo que más resalto es que pudimos hacer un cambio radical en las maneras y las formas en las que se manejaba el Club. Y ojo que cuando me refiero a las cosas que hemos podido hacer no lo hago marcando que lo anterior estaba mal, sino que nosotros tenemos, pregonamos y creemos en esta manera de dirigir al Club” y también manifestó su gratitud con las gestiones que lo antecedieron: “Con quienes pasaron anteriormente no hacemos otra cosa que agradecerles, sobre todo con la CD anterior por brindarnos todo el material necesario para que podamos estudiar y proyectar en cada área del Club” y agregó: “Soy un enorme agradecido de todos los ex presidentes del Club que me han escuchado, aconsejado, acompañado y hasta a veces me llaman para preguntarme cómo anda el Club o si necesitamos algo. Para mi esos gestos son impagables”.

EL EQUIPO DE TRABAJO

Asimismo, el máximo mandatario del Club también expuso su conformismo con el grupo de trabajo que se armó y con el que trabaja codo a codo a diario: “Gracias a Dios es uno de nuestros fuertes, sobre todo por el material humano. Creo que la clave está en que cada uno entiende su rol y nadie se cree más importante que nadie. Estamos todos, desde la dirigencia, jugadores, empleados y profesores, encolumnados bajo el Proyecto de Club y eso me enorgullece”. En este sentido, también dejó abiertas las puertas para quien quiera colaborar con la Institución: “Es importante que la gente se acerque cediendo parte de su tiempo porque si hay algo que necesitan las instituciones como las nuestras es compromiso y responsabilidad. Es muy gratificante ver cómo crece el Club pero es difícil mantenerlo si no contas con el personal. Quiero aprovechar esto para invitar a la gente, a los socios a acercarse para poder sumarse a nuestro grupo de trabajo”.

EL DÍA A DÍA EN EL TRICOLOR

Adentrándonos en lo práctico y en el trabajo cotidiano en el Club, Juan Ignacio opinó: “El día a día es bastante complejo. Es un Club en el que se presentan situaciones de distinta índole todo el tiempo y hay que resolverlas, por eso para mí es importante proyectar. Yo no creo mucho en la improvisación, aunque a veces tengamos que recurrir a eso. La idea del Proyecto de Club siempre fue clara, por eso nos preparamos más de un año para analizar, discutir y diagramar lo que se venía”.

EL DEPO COMO INSTITUCIÓN

El dirigente también profundizó sobre el plan esbozado para llevar adelante en el Club: “Este proyecto estuvo pensado en hacer crecer a la Institución. Nosotros no creemos que sólo un logro deportivo levante al Club; somos unos convencidos que para que el Depo pueda crecer y reubicarse, primero debíamos poner las fichas en lo institucional. Entendemos que el momento del Club marca esto y lo tenemos más que claro llevándolo a la práctica. Sé que hay gente que discrepa y es entendible, pero tampoco se trata de elegir una cosa u otra porque yo soy el primero en querer salir campeón. Estoy completamente seguro del camino que elegimos tomar, quizás sea el más largo pero es el que más satisfacciones nos dará a futuro”.

En este sentido, también hizo referencia a uno de los principales objetivos de tal Proyecto, como lo es la “Unidad Institucional”: “La unidad institucional digo, sin ponerme colorado, que es mi mayor debilidad. Cuando era chico, y cuando crecí observaba que dentro del Club había gente del fútbol que sentía a la de básquet como adversario y viceversa. Esto no puede ocurrir nunca. Entendemos y comprendemos nuestra historia pero también sabemos que el Deportivo Patagones tiene 30 años y todos representamos y defendemos la misma camiseta con un mismo escudo“. Pese a esto, el mandatario es realista en cuanto a las complejidades a la hora de lograr este objetivo: “Es lógico que nos cueste porque es difícil cambiar las formas y las costumbres de un día para el otro, pero lo cierto es que definimos en conjunto estos lineamientos de unificación y somos inflexibles con este tema. Se fueron adoptando medidas como el de tener un representante por disciplina en la CD; unificar la vestimenta; crear los departamentos al servicio de las subcomisiones; definir en conjunto las contrataciones; las notas se remiten únicamente de la Secretaría; unificamos los canales de comunicación interna y externa del Club. Falta pero vamos por buen camino“.

LO DEPORTIVO

En relación al carácter deportivo del Club, el presidente tiene en claro cuál es la realidad de cada disciplina y se mostró satisfecho con los dirigentes de cada una de ellas: “Primero quiero resaltar el enorme trabajo de cada Subcomisión. Cada una tiene de fondo un trabajo diario muy importante para el Club y son, en gran parte, los responsables de las mejoras que tuvo el Club. Desde lo deportivo creo que no fue casualidad haber llegado a la final en primera de básquet y fútbol. El objetivo es muy claro en estas disciplinas: seguir fortaleciendo las menores sin descuidar las primeras que son el reflejo de los chicos. Para esto fue fundamental lograr la continuidad de Walter (González, profesor de básquet) y del “Pocho” (Omar Bretz, coordinador de fútbol), y a su vez concretar las llegadas de “Gabi” Cuello y Fernando Mirenghi. En rugby ocurre algo similar, se dio una interesante renovación dirigencial y en el resto de las disciplinas los objetivos se centran en ir mejorando poco a poco el servicio para apuntar a aumentar el caudal de alumnos”.

LA ECONOMÍA EN EL CLUB

Más allá de los objetivos, anhelos y todo lo que se ha logrado en este período de tiempo, “Juanchi” es sensato aunque también optimista respecto a la situación económica que subyace al Club: “Respecto a números creo que siempre se puede estar mejor, sobre todo cuando las exigencias son muchas y los recursos pocos. En cuanto al recurso humano siento que tenemos un grupo de trabajo envidiable con Emilio Casadei a la cabeza del área contable, con una capacidad y organización enorme y que asombra. Por supuesto que lo acompañan en funciones puntuales Nicodemo Macri, Mauro Basile y Marcelo Martínez. Además de ser excelentes profesionales yo confío mucho en ellos y son material de consulta permanente para la gestión. Para resumir es bueno marcar que pudimos recuperar un canal de recaudación como lo es la cuota social, los alquileres del quincho, pileta y cancha de fútbol, pero la realidad indica que por más organización y ganas que tengamos todavía seguimos dependiendo, en buena parte, del Estado al igual que el resto de los clubes. Estoy seguro que este año vamos a seguir contando con el apoyo económico del Municipio acorde a lo que nuestro Club le brinda a la comunidad”.

LA FIESTA DE LA SOBERANÍA PATAGÓNICA

En el período 2014/2019 el predio de Costanera del Deportivo Patagones fue epicentro de la Fiesta de la Soberanía Patagónica. Sin embargo, luego de seis años ininterrumpidos, el evento cambio de escenario y esto tuvo impacto en la economía del Club. Al respecto, el mandatario aseguró: “A ninguno de los que conformamos la Mesa Directiva del Club nos sorprendió la decisión de sacar la fiesta del Club. Obviamente desde lo económico sentimos un importante impacto, ya que por ejemplo la Fiesta pasada nos significó poco más del 20% del presupuesto anual. No es para nada sencillo proyectar un año sin tu máximo aporte económico y más aún con el contexto económico-social desfavorable. Pero por este tipo de cuestiones uno debe creer más que nunca en la capacidad de gestión y organización del Club, por eso cuando hablo de la capacidad de nuestro tesorero (Casadei) me refiero a lo que es la administración de un Club como el nuestro y la importancia de proyectar. Todos los clubes del país y del mundo tienen gastos de todos los tamaños y todos los conceptos, sin embargo los ingresos son contados con los dedos de una mano y es ahí donde tenes que sacar ventaja siendo un buen administrador de recursos, no hay otra alternativa”.

LAS NEGOCIACIONES CON SOL POR EL PREDIO DE COSTANERA

Otro de los temas candentes a fin del año pasado fue la negociación con el Club Sol de Mayo por el alquiler de la cancha de fútbol del Tricolor, en la que finalmente las instituciones no llegaron a un acuerdo. A propósito, Franco también dejó su reflexión: “La verdad fue una pena no haberse puesto de acuerdo con Sol de Mayo. Yo creo que nos hubiese venido bien a los dos. Desde el Club lo digo en virtud a la posibilidad de volver a recibir un evento deportivo de tal envergadura sabiendo que nuestro predio está en condiciones inmejorables y creo que también le hubiese venido bien a ellos, y lo digo con el mayor de los respetos. Hoy por hoy no vienen pasando por un buen momento de lo deportivo, pero son el único Club que representa a la Liga Rionegrina a nivel nacional. Más allá de todo, la relación quedó bien, bárbara; siempre fuimos claros y personalmente valoro la comunicación que tuve tanto con Adán (Valdebenito, presidente del Club) como con Joel (Perafán, presidente de la Subcomisión de Fútbol de Sol), con quienes tengo muy buena relación”.

Asimismo, el mandatario Tricolor disipó todos los rumores que surgieron sobre la negociación: “Lo dije en su momento, se dijeron cifras disparatadas, números absurdos y algunas críticas que yo esperaba si esta negociación no llegaban a buen puerto. Siempre supe que además de afrontar las exigencias lógicas que representa un Club como el nuestro, muchas veces íbamos a tener que lidiar con algo extra: nuestra juventud. Eso a algunas personas, no sé por qué, pero les molesta. De lo que estoy completamente seguro es que ese tipo de críticas y comentarios no hizo otra cosa que fortalecernos“, y concluyó: “En todo momento nuestro Club tuvo un carácter de predisposición absoluta para llegar a un acuerdo, fíjate que nuestra última propuesta fue la de ceder la cancha sin costo, quedándonos solo con los ingresos de entradas y buffet. Pero es lógico, ellos pudieron resolver el tema de la obra y decidieron quedarse en su casa. Lo importante es que la relación con la dirigencia de Sol fue y es muy buena, eso siempre quedó claro”.

CUESTIÓN CENTRAL DEL PROYECTO: LOS SOCIOS

Retomando la cuestión interna del Club, el Tricolor logró avanzar significativamente en uno los aspectos considerados como prioridad en el primer año de gestión: los socios. Al respecto, el principal dirigente del Depo también se mostró a gusto con lo logrado pese a que también demandó más tiempo del pensado: “Una de las primeras cuestiones que quisimos resolver fue la implementación del nuevo carnet social. Llevó más tiempo del imaginado porque se tuvo que hacer una importante inversión y también debimos diseñar el plástico. Teníamos claro que no podíamos llevar adelante ningún proyecto ni pregonar el tan importante “sentido de pertenencia” sin tener nuestro sello distintivo del carnet. También es importante remarcar los muchos beneficios que le brindamos al socio en poco tiempo”.

CONVENIOS CON INSTITUCIONES

En esta línea la dirigencia firmó, durante el primer año de gestión, una serie de convenios no sólo con comercios, sino que también con instituciones deportivas y educativas lo que, para el presidente, significa un salto de calidad: “Firmar un convenio con otro Club, con una Universidad o con cualquier Institución par, te da un importante prestigio porque se empieza a cumplir otro de los objetivos que tiene que ver con el reposicionamiento del Deportivo Patagones ante la sociedad. Te hace compartir experiencias, aprender, dar a conocer el Club, brindarle a la comunidad algo distinto, intercambiar ideas. En fin, son puertas que se abren para crecer indefinidamente. Vuelvo a repetir, no se trata de elegir entre un título deportivo o el crecimiento institucional, creo que las dos van de la mano y apuntamos a seguir así”.

LA IMPORTANCIA DE LOS DEPARTAMENTOS

Para cerrar, el joven presidente del Depo hizo hincapié sobre otros de los proyectos que comenzaron a llevarse a cabo en esta gestión: los departamentos. “Con Martín (Gallego, vicepresidente 1°) siempre tuvimos la intención, en cuanto a roles y organización, de pensar en algo innovador y por supuesto que pueda adaptarse a nuestra realidad. Lo cierto es que veíamos la organización de muchos clubes importantes (Lanús, Vélez Sarsfield, San Lorenzo, entre otros) y resaltábamos cuáles eran los puntos que podíamos intentar copiar y que nos sean útiles. Yo diría que esta idea de contar con los departamentos es una mezcla entre necesidad y orden: necesidad por la demanda cotidiana que tiene un Club como el nuestro y orden porque está híper comprobado que a los clubes a la larga no les va bien cuando son manejados solamente por una, dos o tres personas”. A su vez, “Juanchi” agregó: “Los departamentos son el nexo imprescindible entre las subcomisiones y la Comisión Directiva. Cuando arrancamos la gestión teníamos la teoría y faltaba la práctica, y la verdad que el desarrollo de los distintos departamentos que conformamos superaron todo tipo de expectativas. José Sánchez Ayarra (Dpto. de Infraestructura y Mantenimiento) y “Lelo” Carranza (Dpto. de Sistema) son personas que le dedican muchísimo tiempo al Club, más de lo que cualquiera se imagina y con un carácter resolutivo brillante. Y después está el Departamento de Comunicación y Medios (a cargo de Nicolás Taborda) que cumple una función importantísima en algo nuevo para el Club como lo es tener sitios oficiales y además también encargarse de la comunicación interna que no es menor. De más está decir el gran trabajo que hace el área con cada cosa que se le presenta” finalizó.

Fuente: Prensa Deportivo Patagones
Foto: facebook Deportivo Patagones