Romi Larrea: «Logramos el resultado con mucho esfuerzo»


Romina Larrea es una las piezas clave de este equipo de Villa Linch femenino que demuestra su vigencia en varios frentesy acaba de ganar el Circuito Patagónico de Fútbol Playa.

Romi es la volante del central del equipo. La maragata mete, corta, juega y distribuye. Su juego no brilla, pero es tremendamente efectivo. Su cualidad de polifuncional tambień le permite convertirse en zaguera cuando las circunstancias así lo exige.

Próxima a cumplir 22 años (el 16 de abril), la mediocampista se afianza como una de las figuras del fútbol local y cuenta que ya tuvo conversaciones con un equipo de Buenos Aires, que todavía no están las condiciones dadas para dar el salto.

Romina utiliza todo su cuerpo para impactar el balón. En El Cóndor, frente a La Pampa.

-¿Cómo tómo el grupo la victoria en el Patagónico de playa?

-Estamos recontentas, aunque los partidos en esta última fecha se nos hicieron re difíciles, nosotras  entrenamos duro para que lleguen los resultados. En la primera fecha de Madryn no anduvimos bien, era todo nuevo y todavía no teníamos muy en claro las reglas, porque solamente habíamos jugado el clasificatorio acá en la Boca. Después una mejora en lo táctico y técnico, porque el pique de la pelota es distinto en la area. Físico no tanto porque veníamos trabajando. Estamos muy contentas porque lo logramos con mucho esfuerzo.

En la placita del barrio Villa Linch, donde tomó sus primeros contactos con el fútbol.

-¿Cuánto hace que jugás?

-Hará unos cinco o seis años que empecé en Villa Linch, siempre entrenando junto a Chapa (Marcos Painecura), quien siempre estuvo con nosotras. Antes hacía patín, desde muy chiquita, pero cuando comenzaron a juntarse los entrenamientos de los dos deportes, me di cuenta que ya no querían hacer más patín.

-¿En que lugar de la cancha estás más cómoda?

-Me encanta jugar de cinco y de dos juego cuando me lo pide el técnico, porque no hay otra alternativa. Por la villa juego en cualquier puesto, pero me gusta el medio, es el lugar que me encontró Chapa, porque antes andaba por todos lados. Cuando él vino, nos supo ubicar.

En El Cóndor. Intenta un avance por el sector derecho.

-¿Qué te gustaría mejorar?

-En el medio tenés que jugar y distruibir, y me encantaría tener un poco más de patada para hacer cambios de frentes como hacen otras chicas. También hay veces que los nervios no me dejan parar la pelota y levantar la cabeza con tranquilidad. Pero creo que voy mejorando.

En la fecha disputada en Puerto Madryn, Romina ejerció la capitanía del equipo.

-Hubo interés de un equipo de Buenos Aires.

-Cuando me llamaron me puse muy contenta, porque es algo que parece imposible. Todavía no se puede dar, porque no estoy en condiciones de irme sola a pagar un alquiler allá. A los clubes les cuesta darle mejores condiciones a las jugadoras.

En Plottier. Cubre la pelota ante la presencia de la goleadora neuquina Marianella González.

-¿Qué hacés además de fútbol?

-Estoy estudiando la carrera de Música, que me cuesta porque tengo la cabeza en el fútbol, pero trato de seguir. Empecé el año pasado y este año voy a meterle con más ganas. Estoy aprendiendo guitarra y también percusión. Con mi primo Lucas estoy en un grupo de percusión africana. Ah, también pinto tengo algunos cuadros.

Romina con una de sus creaciones.