Antonela Tapia y Fortín Club abren paso a fuerzas de goles


Antonela Tapia es la delantera de Fortín Club que aparece como la máxima artillera del torneo femenino de la Liga Rionegrina de Fútbol.

Fanática del fútbol, vive en la localidad de Pradere y con 18 años acaba de terminar sus estudios secundarios y seguirá la carrera de docente de nivel inicial.

Con once impactos entre trece fecha,s la delantera del equipo verdeamarillo es una de las revelaciones del torneo, en un certamen donde las chicas de Viedma y Patagones tienen mayor visibilidad.

-¿Cómo estás viviendo este presente de Fortín y el tuyo propio como goleadora?
-Con una gran alegría porque al equipo lo fuimos encontrando a medida que pasaron los partidos. Los triunfos comenzaron a darse y eso también nos dio una motivación especial para entrenar. Y el hecho de estar como goleadora es algo que no lo pensé nunca.

-¿Cuál es tu historia con el fútbol femenino?
-Acá en Pradere no tenemos fútbol para las chicas, pero sí tengo una familia muy futbolera. Cuando éramos chicas, con mis primas y mis tías nos juntábamos a jugar y enseguida hacíamos dos equipos. Comencé a jugar en fútbol 5, en Pedro Luro,  y después llegó esta posibilidad de jugar de once.

-Ahora tienen partido muy difícil, con un equipo de mucha experiencia como Maragatas.
-Sí, las conocemos, tienen muy buen juego. Ellas nos ganaron por goleada, pero eran las primeras fechas y ahora estamos mucho más afianzadas. Nos estamos preparando con todo.

Ana Mujica, Antonela, Micaela Bouhaben, Juliana Miranda y Eugenia Ábalos (paradas), Milagros Lapalma y Nadia Villegas (agachadas). Fortín Club viene pisando fuerte.

-¿Qué tipo de delantera sos?
-A mí me gusta tirarme a las puntas, por izquierda o derecha. Como nunca había jugado en once, todavía no tengo un puesto definido. El técnico (Facundo Raab) me ayuda mucho en ubicarme en la cancha. Soy delantera, pero si tengo que ir de defensora, también lo hago encantada.

-Me imagino cómo estará su familia, que es tan futbolera.
-Sííííííí… La verdad que ellos están muy felices. El otro día cuando llegué y les conté que estaba como goleadora se alegraron un montón. Además, mi papá y mamá me ayudan en todo, me llevan y me traen para que no falte a los entrenamientos en Pedro Luro.

-¿Qué hacés además del fútbol?
-Tengo 18 años y ayer fue mi último día de escuela secundaria. Ahora me anoté para la carrera de maestra inicial en Pedro Luro, espero que pueda quedar. Mis papás tienen carnicería así que ayudó en eso también. Deportivamente también juego al vóley en un equipo que armamos con mis primos, soy armadora.

-¿Y tenés sueño de ser futbolista?
-Claro, me encantaría jugar en un club grande y ser profesional. La pelota es mi vida y voy a hacer todo lo posible para llegar lo más lejos posible.

En fútbol 5.

Con su equipo de vóley.