Valentina Cámara jugará en el fútbol español

La futbolista viedmense Valentina Cámara continuará su carrera en España, más precisamente en el Deportivo Alavés, de la ciudad de Vitoria, de la comunidad autónoma del País Vasco.

Ya recuperada de la lesión de ligamentos que le impidió jugar el Copa Mundial Femenina de Francia, la joven rionegrina de raíces cordobesas cumple con su objetivo de continuar su carrera en el exterior del país.

Valentina estableció contactos con un representante durante su visita a Francia, donde fue a alentar a sus compañeras,  y arregló su incorporación al Alavés, institución donde actúa la santafesina Amancay Urbani, a quien conoció por su paso en Belgrano de Córdoba.

El Avalés actúa en la Segunda División Femenina de España, que es integrada por 32 equipos, divididos en dos zonas de 16. El equipo vasco integra la zona Norte.

Cámara viajará el jueves hacia España, donde además de jugar desarrollará -en la medida de lo posible- sus conocimientos en kinesiología.

De todas maneras, explicó que volver a vestir la celeste y blanca es una de sus metas y que fue alentada en ese sentido por el entrenador Carlos Borrello.

Mi objetivo y sueño es volver a la selección. El último mensaje que recibí de Carlos fue que le siga metiendo, que no se olvidaba de mí”, sostuvo Valentina, quien realizó tuvo un fugaz paso por Viedma en las últimas horas.

La deportista se inició como básquetbolista, en Viedma, siendo jugadora de Sol de Mayo y de San Martín. Al establecerse en Córdoba por razones de estudio llegó al fútbol: primero en Racing y luego en Belgrano.

Sus buenas actuaciones le permitieron integrar la selección argentina en la Copa América Chile 2018 y en el repechaje mundialista ante Panamá, a principios de noviembre. En ese lapso se incorporó a UAI Urquiza, equipo con el cual disputó la Copa Libertadores de América disputada en Manaos.

Justamente, en un entrenamiento que realizaba en Brasil, Valentina sufrió una distensión de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda, una lesión que la marginó seis meses de las prácticas y debió resignar la posibilidad de jugar el mundial de Francia.