Sol de Mayo hizo realidad un sueño y todo el país habla de Viedma

Sol de Mayo vive su hora más gloriosa. Todo el país futbolero comenta la hazaña del equipo viedmense que anoche derrotó a Rosario Central en definición por penales y eliminó al último campeón de la Copa Argentina.

La batalla se libró en el estadio que recuerda al caudillo federal “Brigadier Estanislado López”, también conocido el “Cementerio de los Elefantes”, un apodo que quedó grabado a fuego cuando el 10 de mayo de 1964, el local derrotó nada más y  nada menos que al Santos, con Pelé en la cancha.  Anoche, Sol de Mayo se encargó de agigantar la leyenda.

La formación viedmense aparece como un equipo de condiciones humilde en la consideración de los medios nacionales, que refieren que el técnico y el presidente son la misma persona. Una decisión que la institución tomó pura y exclusivamente para bajar costos. La austeridad y las ganas de superación son las características de este plantel, que actualmente milita en el Torneo Federal A.

Anoche nada fue fácil para Sol de Mayo. Llegó a tener dos goles de ventaja (obra de los viedmenses Alberto Reyes y Lucas Malarcarne), pero el campeón jugó sus últimos cartuchos y llegó al empate en un par de minutos con tantos de Claudio Riaño.

Parecía que se terminaba la ilusión albiceleste, porque aún quedaban 25 minutos por delante.

Sin embargo, el equipo de Valdebenito supo conservar el resultado y así llegaron los penales.

La definición comenzó con dudas cuando Gastón García elevó a las nubes el primer tiro. Pero rápidamente volvió la tranquilidad, cuando el disparo de Germán Herrera fue devuelto por el travesaño.

Luego, la efectividad de los hombres de Sol de Mayo permitió que el nerviosismo se trasladara al rival y así fue que Diego Becker falló el sexto intento de Central y le dejó servido el triunfo a Malacarne: el zaguero no dudó que era la oportunidad de su vida y con un disparo fuerte y pegado al travesaño le dio a su equipo el triunfo más importante de su historia.

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Nahuel Molina, Nicolas Giménez, Oscar Cabezas, Jonás Aguirre; Emmanuel Ojeda; Andrés Lioi, Diego Becker, Matías Palavecino, Jarlan Barrera; Claudio Riaño. DT: Paulo Ferrari.

Sol de Mayo: Leonardo Torres; Gastón García, Juan Iurino, Lucas Malacarne, Juan Elordi; Kevin Hueche, Leonardo Morales, Alberto Reyes, Leonel Torres; Diego Galván, Fernando Valdebenito. DT: Adán Valdebenito.

Goles: PT, 43 Alberto Reyes (SM). ST, 12 Lucas Malacarne (SM), 17 y 19 Claudio Riaño (RC). Cambios: ST, 0m Washintong Camacho por Lioi y Germán Herrera por Barrera; 18 Héctor Morales por Valdebenito (SM); 30 Lautaro Brienzo por Torres (SM).

Penales:

ROSARIO CENTRAL 4 SOL DE MAYO 5
Claudio Riaño 1 Gastón García D
Germán Herrera D Juan Elordi 1
Maximiliano Lovera 2 Héctor Morales 2
Washington Camacho 3 Leonardo Morales 3
Nahuel Medina 4 Diego Galván 4
Diego Becker D Lucas Malacarne 5

Árbitro: Héctor Paletta. Cancha: “Brigadier General Estanislao López” de Colón de Santa Fe